El Casino de Agricultura premia al Valencia Basket femenino, a la Escuela de Capataces de Catarroja, los niños de San Vicente, Patatas Aguilar y Asfplant

La Sociedad Valenciana de Agricultura y Deporte (RSVAD) celebró la V Edición de los Premios Ilustres que reconocen la importante labor de empresas e instituciones a favor de la agricultura y el deporte. Este año han recaído en el Valencia Basket Femenino, como Mérito al Deporte; el Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer como Mérito Asistencial; la Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja como Mérito Institucional, la empresa Patatas Aguilar como Mérito Empresarial y el Mérito Agropecuario y Medio Natural ha sido concedido a la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT).

Los premios se entregaron en un acto institucional que comenzó con la bienvenida del presidente del Casino de Agricultura, Manuel Sánchez Luengo para dar paso a Yuri Aguilar, vocal de Correspondencias Sociales que explicó el porqué de estos premios que tienen como objetivo reconocer la labor de profesionales, investigadores y emprendedores que con pasión y entrega dedican su vida a la búsqueda de oportunidades de desarrollo con responsabilidad, honestidad y ética para brindar un mejor servicio a la sociedad, hacer visible la importancia de la Agricultura, profundizar en las relaciones entre los mundos académico y empresarial, y servir de estímulo para promover la cooperación, mejorar la competitividad y contribuir al progreso.




El vocal de cultura y bibliotecario de la Sociedad, José Francisco Ballester-Olmos como portavoz del jurado, explicó cada uno de los premios y categorías y porqué, junto al resto del jurado compuesto por Cristóbal Aguado, presidente de AVA ASAJA, Regina Monsalve, vicepresidenta del Consejo Nacional de Colegios de Ingeniería Agrícola José Vicente Morata, presidente de la Cámara de Comercio y Navegación, Amparo Navarro, presidenta de Velarte, Salvador Zaragoza, Doctor ingeniero agrónomo de la UPV y Manuel Sánchez Luengo, habían decidido a quién entregarlos.

El Casino de Agricultura siempre ha impulsado los intereses agrarios valencianos a través de diferentes actuaciones. Los premios ilustres, sin embargo, nacieron hace tan sólo cinco años con el objetivo de poner en valor la agricultura en las diferentes vertientes, pero la Sociedad Valenciana de Agricultura y Deportes, incluye también, al deporte y de ahí el premio Ilustre a esta figura que este año ha recaído en el equipo femenino de Valencia Basket. El equipo de Valencia Basket ha vivido una evolución meteórica. Desde sus inicios en la temporada 2014-2015 en categoría nacional, ha ido creciendo paso a paso hasta lograr asentarse en la élite del baloncesto nacional al lograr levantar una Eurocup Women, una Supercup Women y la mencionada liga, además de dos Supercopas de España, la segunda de las cuales ha sido el primer título de la presente temporada, en la que vuelven a optar a todo. Aunque si hay algo que define al equipo que entrena Rubén Burgos, es la Cultura del Esfuerzo. Más allá de los resultados las chicas han enganchado por su trabajo constante y su implicación a miles de seguidores, llegando incluso a rozar el lleno en el pabellón la pasada temporada




El Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer es el decano a nivel mundial en educación y asistencia a huérfanos al ser fundada en 1410 por San Vicente Ferrer. Más de 30.000 niños han pasado por este colegio en sus seis siglos de historia, siendo pionero en Europa en la alfabetización de las niñas, cuenta con varios reconocimientos y en la actualidad sigue dando albergue, manutención y educación lo más completa posible a un centenar de niños y niñas de la Comunidad Valenciana.

Patatas Aguilar es una empresa valenciana con más de 50 años de historia que no ha hecho más que crecer y mejorar con el respeto al medioambiente, la solidaridad, la innovación y la eficiencia en el servicio a las personas como sus ejes básicos. Y por eso Vicente Aguilar recogió el premio al Mérito Empresarial.

La Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja, por su parte, recogió el premio al Mérito Institucional por su importante labor durante casi siete décadas, por haber logrado formar a más de 5.000 jóvenes que se han incorporado a la agricultura valenciana en los sectores agrícola, forestal y en jardinería. La ECA cuenta con el apoyo de la Diputación de Valencia y el premio lo recogió el diputado Francisco Comes y su director, Vital García-España.




Finalmente, José Vicente Almudéver, recogió el premio al Mérito Agropecuario y al Medio Natural, como presidente de la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT). Esta asociación, cuenta con más 200 asociados y tiene también una fundación con el fin de mejorar los espacios verdes de la Comunidad Valenciana y concienciar socialmente sobre los beneficios de estos, sin olvidar su programa Viles en Flor, que ya va por su sexta edición.

La Real Sociedad Valenciana de Agricultura y Deportes nació en 1859 y a la misma se unieron, la Real Sociedad Económica de Amigos del País, así como representantes del mundo universitario para el “adelantamiento” de la Agricultura, las Industria y las Artes. Y continúa hoy en día realizando numerosas actividades culturales además de contar con correspondencias sociales con 60 clubs en España y 40 en el extranjero. Cuenta con socios particulares y empresas que encuentran en la sede social de la calle Comedias, un punto de encuentro, así como salas de reuniones, conferencias y diferentes servicios que, ahora, forman parte también de este acuerdo.

Más artículos
La gran reapertura de DIME QUE ME QUIERES en Valencia
Esta página utiliza cookies para diferentes utilidades referidas a la medición de tráfico y a la seguridad. Quieres aceptar las cookies?    Más información
Privacidad