XIX Semana sin Humo de la Comunidad Valenciana. El Colegio de Médicos de Valencia presenta los datos

Casi el 70% de los valencianos considera que los tratamientos farmacológicos deberían estar financiados


Un 58% de los encuestados estaría de acuerdo en aumentar el precio de las cajetillas a 8 euros


Valencia.31.05.2018. Coincidiendo con la celebración del Día Mundial sin Tabaco, el Colegio de Médicos de Valencia (COMV) ha presentado un año más los datos actualizados de tabaquismo correspondientes a la Comunidad Valenciana de la mano del Dr. Joan Antoni Ribera i Osca, coordinador del Grupo de Abordaje del Tabaquismo de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (SVMFIC) y el vicepresidente 1º del ICOMV, Dr. Pedro Ibor.



Los datos aportados corresponden a un total de 462 encuestados, entre ellos un 43,7% de no fumadores, un 31,4% de exfumadores y un 24.9% entre fumadores diarios y esporádicos.


Para el coordinador de la XIX Semana sin Humo de la Comunidad Valenciana, el Dr. Ribera, destaca un dato de la encuesta sobre las estrategias para avanzar en una sociedad sin tabaco: "El 67.3% considera que los tratamientos farmacológicos deberían estar financiados, frente a un 26 que opina que no. Asimismo, el 58.2% cree que si estuvieran financiados más fumadores dejarían de fumar".


Otra de las medidas en las que los valencianos están de acuerdo para luchar contra el tabaquismo es el incremento de su precio: "Casi el 48.5% de los encuestados cree que aumentar el precio del tabaco haría que las personas dejaran de fumar y un 58% estaría de acuerdo en aumentar el precio a 8 euros".



Como indica el experto: "No van mal encaminados, ya que se ha visto que el aumento del precio del tabaco en un 10% hace que aumente en un 4% las personas que hacen un intento por dejar de fumar".


Paradójicamente la medida más efectiva para que los fumadores se planteen dejar de fumar, no es la financiación de los fármacos, ni la ayuda de los profesionales sanitarios en el proceso, sino el aumento del precio del tabaco en primer lugar y las medidas legislativas después.


España sigue siendo uno de los países donde el tabaco es más barato, la media está entorno a los 6 euros la cajetilla, mientras que en países como Francia y Reino unido es superior a los 10 euros.


Otro de los datos relevantes que se han presentado en el Ilustre Colegio de Médicos de Valencia hace referencia a la exposición del tabaco en lugares públicos: "El 26.6% de los valencianos considera que está expuesto al humo ambiental del tabaco en las terrazas y un 14.9. en los bares y restaurantes".


Después de la promulgación da la ley del tabaco en 2011, en la que se prohíbe el consumo de tabaco en lugares públicos, la mayor exposición al humo ambiental se da en las terrazas de los bares y restaurantes. Este humo, también llamado de segunda mano, es más perjudicial que el que inhala el fumador en cada calada, ya que la combustión del tabaco de forma pasiva, se realiza a una menor temperatura y las partículas ambientales que se producen a una menor combustión, son más dañinas.


Por eso el 41,3% de los valencianos encuestados, opina que no siempre se cumple la normativa que prohíbe fumar en las terrazas cerradas de bares y restaurantes, este porcentaje ha aumentado respecto a la encuesta del año pasado que era del 33.4%.


Creemos que, con el paso del tiempo, se está produciendo una relajación en cuanto al cumplimiento de la ley del tabaco y que hay una mayor permisividad en cuanto a la exposición al tabaquismo pasivo.


Por otro lado, el 64,1% de los encuestados considera que debería estar prohibido fumar en los vehículos privados siempre, y solo un 16,5% solo si hay niños.


Y un 67.7% considera que debería estar prohibido fumar en lugares públicos al aire libre como estadios deportivos, piscinas o centros comerciales.


Respecto a la propia opinión de los encuestados sobre la forma de consumo del tabaco y su intención de dejar este hábito, los datos que aporta el Dr. Ribera son: "La mayoría de encuestados fuman cigarrillo tradicional, el 35.3%, un 4% liados a mano y solo un 1.3% fuma cigarrillo electrónico".


Un 9,7% ha intentado dejar de fumar en dos ocasiones y la mayoría lo ha conseguido sin ayuda profesional, un 31%, y solo un 2.4% con ayuda de un profesional. Por otro lado, en cuanto al método utilizado, la mayoría un 32,3% lo hizo sin ningún método.


Para el experto en tabaquismo es importante remarcar: "Dejar de fumar con ayuda farmacológica duplica el porcentaje de éxitos. Por eso, es importante que aquellos fumadores con varios intentos por dejar de fumar -sin conseguirlo- acudan a su centro de salud para obtener una ayuda profesional que aumente las posibilidades de éxito".

La encuesta también ha consultado sobre la presentación del tabaco: "El 19.7% de los valencianos encuestados, considera que el empaquetado genérico influiría en que se reduzca el consumo de tabaco".


El envasado genérico o neutro de las labores del tabaco consiste en un envasado o empaquetado sencillo en el que no aparecen colores o marcas, ocupando la totalidad de la superficie las advertencias sanitarias.


Irlanda ha sido el primer país europeo en aprobar a principio de marzo de 2015 el envasado genérico, seguido del Reino Unido. La Asamblea Nacional francesa acaba de aprobarlo en abril de 2015, y países como Noruega o Finlandia también tienen previsto aprobarlo.


En Australia ya hace un año que se implanto y ya se están viendo descensos importantes en el consumo de tabaco.