Boatjump crea una lanzadera Dénia-Ibiza para fomentar la navegación en barco privado

Las peticiones de usuarios para alquilar un barco en la costa valenciana para viajar a las Baleares han aumentado en más de un 100% respecto de años anteriores.

La plataforma de alquiler permite a los clientes alquilar su barco en Dénia totalmente equipado para disfrutar varios días en las calas de Ibiza y Formentera.


Valencia, 19 de mayo de 2020.- Todos los veranos son muchas las embarcaciones que aprovechan la proximidad de las Islas para realizar una travesía, que en su distancia más corta, de Dénia a Ibiza, supone aproximadamente 8 horas a vela y menos de 3 horas en barco a motor.

Boatjump ha llegado a acuerdos con propietarios de la zona para crear una experiencia que permita a los clientes disfrutar de 3 o 4 días en Ibiza y Formentera saliendo directamente desde Dénia. El usuario final sólo tiene que llegar hasta el puerto de embarque y subirse a bordo de su barco de alquiler, donde la tripulación ya habrá preparado las provisiones necesarias para que durante varios días el contacto con tierra sea mínimo. Tanto el embarque como el desembarque se producen en la misma marina.

Según datos de la plataforma internacional de alquiler de barcos, apoyada por el hub de emprendimiento Marina de Empresas que impulsa Juan Roig en València, en las últimas semanas está creciendo el número de usuarios interesados en alquilar una embarcación para disfrutar de las Baleares, y evitar con ello el traslado en avión. De hecho, las peticiones de usuarios para alquilar un barco en la costa valenciana se han incrementado en más de un 100% respecto de años anteriores en su plataforma.

En palabras de su director general, Jaime Vara: “Este verano el turismo náutico nacional será clave para el sector. Las islas suponen un atractivo único en el mundo, y muchos clientes consideran que llegar en su barco de alquiler es una opción idónea, teniendo en cuenta la situación excepcional en la que nos encontramos y la necesidad de limitar los contactos en los desplazamientos. Asimismo, es también una travesía muy agradable.”

El distanciamiento social ha adquirido una importancia fundamental y, tomando esta variable como referencia, el alquiler de barcos se muestra como un sector de riesgo muy controlado, ya que el contacto con otras personas está muy limitado.

Muchos propietarios de embarcaciones de alquiler, con base en los diferentes puertos de la Comunidad Valenciana, están muy expectantes con la temporada de este año. “Nuestros proveedores confían en que desde la segunda quincena de julio la demanda de cliente nacional cubra e incluso supere la bajada del navegante extranjero”, declara el CEO de Boatjump, Jaime Vara.

La Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) ya ha puesto a disposición de las empresas un protocolo de protección y prevención para recuperar la actividad en el sector náutico y ofrecer prácticas seguras frente al Covid 19. También se está difundiendo una guía de prevención para usuarios finales.


Sobre Boatjump & Marina de Empresas

Boatjump nació en marzo de 2016, y desde entonces ha puesto en contacto a más de 17.000 viajeros con propietarios de barcos para su alquiler vacacional.

En 2016 entró a formar parte del programa de aceleración de Lanzadera y en 2017 fue invertida por Angels. Ambas entidades, junto con EDEM Escuela de Empresarios, pertenecen a Marina de Empresas y están impulsadas por el empresario Juan Roig.

Esta iniciativa situada en la Marina de València tiene la misión de formar, asesorar y financiar a los emprendedores de hoy y del futuro y constituye una apuesta por la creación de riqueza, el empleo y el fomento de la cultura del emprendimiento.