Forma y Color del artista valenciano Enric M. Catalá se abre al público tras tres meses confinada

La muestra se inauguró el 18 de enero y a los dos días tuvo que cerrar las puertas 

Las constelaciones, grafitis, interpretaciones, retratos, polípticos y trípticos del artista valenciano podrán verse en el Mercado de Colón hasta el mes de junio

La exposición de Enric M. Català articula su recorrido a través de seis secciones que muestran otras tantas etapas de la creación del artista. Todas estas secciones, realizadas desde el año 2000, sintetizan su extensa producción de dos décadas y ofrecen una mirada muy personal y contundente sobre los prismas artísticos analizados en un trabajo resumido ahora en las series: Constelaciones, Grafitis, Interpretaciones, Retratos, Polípticos y Trípticos. El título de la exposición: “Forma y Color”, una muestra que podrá verse en Las Cervezas del Mercado by BWK en la zona baja del Mercado de Colón, que permanecerá hasta junio.





En todas las series se refleja una mirada muy particular, libre y potente sobre la abstracción, el pop art, la figuración, el formalismo, la improvisación, el gesto, una visión particular del retrato imaginado y los homenajes a los referentes artísticos que han acompañado su investigación con los que dialoga con su propia obra y la de otros artistas y referentes personales contemporáneos.

“Forma y color”, coordinada por el publicista Ricardo Seguí Sotos, es un baño de colores y expresividad  que deja clara la hiperactividad de Enric M. Català en la creación y su interpretación de la realidad que le acompaña, y esa mirada sobre una visión del arte que rompe fronteras e iconos para disfrutar de personalidad propia.

Así, “Constelaciones” es una interpretación del universo que el artista observa desde su ventanal creativo; “Grafitis” refleja una mirada muy libre en cuanto a formas del arte urbano y al mismo tiempo  onírico; “Reinterpretaciones” es auténtico color y figuración, un homenaje al Pop Art y el Constructivismo a través de la obra de artistas como Miró, Klee, Lichenstein, Picasso, Matisse, Lèger, Gris, Equipo Crónica, Pollock… con los que dialoga con su propia obra para configurar una nueva mirada, o simplemente combina en un juego de sensibilidades y reinterpretaciones estéticas.

La serie “Retratos” es un guiño a personajes inexistentes, pero que convierte en una galería de realidad a los que convierte en personajes próximos y hasta reconocibles en la imaginación de cada espectador, humanizados desde su propia visión.

“Polípticos” y “Trípticos” reúnen en un mismo cuadro diversas series de pequeño formato: juegos de improvisación y ritmo en los que la forma y el color conjugan un movimiento dispar, pero unido en forma y fondo hasta coordinarse en un sólo discurso que nace de la geometría, el color, la forma y la abstracción.

Esta exposición significa la reaparición pública de Enric M. Català, quien, a finales de siglo XX, decidió alejarse de la especulación del arte y la manipulación comercial del hecho artístico para centrarse en el trabajo silencioso y su obra, y al mismo tiempo desvincularse del ruido escénico marcado por las exigencias arbitrarias del propio mercado del arte.

Para el comisario de la exposición, Ricardo Seguí Sotos, esta selección muestra un artista “inquieto e inacabable”, capaz de dibujar un universo, y manifiesta una gran capacidad en cuanto a técnicas, formatos y la propia capacidad creativa.

Para el artista de Alfara del Patriarca (València), su obra busca “conectar la abstracción para que mantenga su austeridad y gran ambición mientras se hace más específica en su contenido. Mi posición no es puritana, es completa y profundamente sensual, en la que la forma es la excusa y el color, el recorrido”.




Más artículos
Luce Benicàssim 2021 el nuevo festival del verano en Castellón durante el mes de Julio
Esta página utiliza cookies para diferentes utilidades referidas a la medición de tráfico y a la seguridad. Quieres aceptar las cookies?    Más información
Privacidad