El Colegio de Médicos de Valencia alerta de la realidad que viven los médicos con las agresiones, 22 ataques registrados en 2020

  • En lo que llevamos de 2021 ya se han denunciado 2 agresiones más
  • Las agresiones denunciadas son solo la punta del iceberg, muchas no se denuncian

12 Marzo 2021. El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia hace hoy balance de las agresiones a médicos producidas en 2020, coincidiendo con el Día Europeo contra las Agresiones a Médicos.

En este ejercicio se han computado un total de 22 agresiones en la provincia de Valencia, de las cuales el 68% de las mismas corresponden a agresiones a mujeres y el 32% a hombres. Es importante señalar que en 2019 se produjeron 26 agresiones, cuatro más que en este ejercicio. Sin embargo, esta disminución no es significativa ya que 2020 ha sido un año marcado por el confinamiento y las restricciones, hechos que han afectado al día a día de la sociedad y de los sanitarios.

Los médicos no solo se enfrentan a las agresiones de los pacientes, sino también a las de familiares y acompañantes, en 2020 casi un 20% de los ataques no procedían de los pacientes. Las agresiones pueden darse en forma de amenaza, insulto, daños físicos o materiales…Es importante destacar que las agresiones se producen en todos los ámbitos, tanto privado como público. Este año, un 63% de las agresiones han sido en centros públicos y un 37% en espacios privados.

Hasta ahora, una de las principales causas de agresión eran las discrepancias en el diagnóstico y tratamiento ante la patología del paciente. No obstante, con la pandemia, las agresiones han sido causadas también por no estar de acuerdo con la cita programada o por querer que se trate con más urgencia la patología que padece el paciente.

Desde el ICOMV alertan de que las agresiones denunciadas son pocas, es solo la punta del iceberg. Por ello, consideranque es realmente importante ser conscientes de esta realidad para frenarla, pues los profesionales no pueden ir con miedo a trabajar. Además, recuerdan que justo hace unos meses se lanzó la campaña “La violencia no cura” elaborada por la Generalitat y de la que fueron partícipes para intentar poner fin a esta situación.

Del mismo modo, desde el ICOMV recuerdan a los facultativos valencianos que tienen a su total disposición los servicios jurídicos de la corporación para ofrecerles cobertura jurídica integral y apoyarles ante cualquier agresión sufrida, así como la Oficina de Atención Social para prestar atención psicológica en el caso que fuera requerido. Para facilitar estos trámites, la corporación colegial dispone de una plataforma en su página web (www.comv.es) donde se puede denunciar directamente la agresión sufrida y facilitar así que los servicios jurídicos del Colegio inicien las gestiones oportunas.

El médico está ahí para cuidar de la sociedad, ha estado y va a estar siempre, pero los médicos también necesitan ser cuidados. “La violencia no cura”, por ello, ante las agresiones, tolerancia cero.

 




Más artículos
The Black Turtle abre las puertas de un nuevo restaurante en Valencia
Esta página utiliza cookies para diferentes utilidades referidas a la medición de tráfico y a la seguridad. Quieres aceptar las cookies?    Más información
Privacidad